Ricardo Marín A.-

Vándalos radicados en la colonia Héroes 5 de Mayo, al sur de la ciudad, mismos que integran la banda de delincuentes conocida como “Los Abandonados”, son señalados de haber matado a pedradas, cadenazos y puñaladas, a un hombre de 21 años de edad este domingo por la noche en aquella colonia, además de haber lesionado a tres hombres al grado de mandarlos al hospital. Tras cometer estas atrocidades, los sujetos huyeron del lugar donde sembraron miedo y muerte.

Veinte sujetos, aproximadamente, el día de ayer alrededor de las 20:00 horas, según el decir de los agraviados, pretendían apedrear una vivienda de las calles Barra de Nautla y Río Toledo, por lo que se lo impidieron. Es en ese momento que los vándalos atacan a Iván Hernández Sandoval, de 21 años de edad.

Al ver la brutal golpiza su hermano y padre, así como algunos amigos salieron a defenderlo, pero al tener una clara inferioridad, fueron tundidos a golpes, pedradas, cadenazos e incluso puñaladas. Así es como Iván pierde la vida, y su hermano padre y un amigo resultan gravemente lesionados siendo llevados al Hospital General del Sur.

“Lo que quiero es justicia, hasta cuándo vamos a tener justicia. Los agarraron por montón, los agarraron a pedradas, a machetazos, uno sacó una navaja y se le metió a mi hijo como cinco puñaladas en la espalda, y a mi esposo le pegaron con una cadena en la cabeza”, afirma Hermelinda Sandoval, la madre del finado.


El cuerpo de Iván Hernández, quedó tendido en el lodo, en las calles que conforman Barra de Nautla y Río Toledo, sus familiares y amigos resguardaron el cadáver, y lo cubrieron con unos plásticos para evitar que la lluvia lo empapara.

Los vecinos mostraron su hartazgo por los hechos delictivos y vandálicos cometidos por la banda “Los Abandonados” a la que señalan de haber cometido estos actos violentos. Los testigos de los hechos responsabilizaron de la muerte de Iván, y las lesiones de sus parientes a esta banda y en concreto a un sujeto al que sólo conocen con el sobrenombre de “Totue”.

Familiares, amigos y vecinos esperaron el arribo de las autoridades policíacas para exigirles que capturen a los delincuentes que cometieron este asesinato, señalaron haber hecho ya varios reportes a cerca de la agresividad de esta banda pero se dijeron ignorados.

El fiscal de homicidios fue el encargado de llevar a cabo las diligencias del levantamiento del cuerpo e iniciar las investigaciones de rigor del caso. Al acudir los policías ministeriales tomaron datos precisos de los señalamientos y declaraciones de los testigos para tratar de esclarecer este brutal homicidio.