Ricardo Marín A.-

En medio de fuego cruzado entre policías y sicarios, el cual dilato mas de veinte minutos fue rescatad con vida una mujer de profesión doctora la cual ya había sido secuestrada por tres peligrosos sujetos a unas cuantas calles del  centro de la población de Huauchinango.

Y es que varios reportes oportunos a las autoridades segundos después que testigos presenciaran como tres individuos fuertemente armados arribaron a las afueras de  un domicilio ubicado en  calle La Fragua y avenida revolución,  donde se presume se haría el intercambio de la victima por una fuerte cantidad de dinero, los secuestradores ya eran esperados por varias células de agentes ministeriales en coordinación con elementos federales para darles aseguramiento de forma efectiva y rescatar a la doctora.

Al arribo del auto BMW color negro con placas de circulación del estado de México numero NJK-15-06, vehículo donde traían de vuelta a Adriana Hernández López , fue señalado inmediatamente y encajonado por unidades oficiales las cuales en un pequeño titubeo  provoco que este saliera a gran velocidad por toda la colonia El Potro alcanzo la arteria asfáltica México- Tuxpan donde el rugir de la maquina se escucho encarrerar  el lujoso auto hasta 180 kilómetros por hora siendo interceptados mas adelante por cuatro unidades de la policía federal preventiva sección carreteras, quienes en forma de cuchilla obligaron a los secuestradores a introducirse a la zona ecológica denominada como los pinos donde se enfrascaron por varios minutos en un cruce de balas resultando lesionado uno de los malos.

Al ver su desventaja ante las armas oficiales, los ampones no tuvieron mas remedio que intentar huir, pero la estrategia montada por parte de la PFP le logro dar alcance a uno mientras el otro logro perderse entre los arboles al pie de los cerros que ahí se ubican, el prófugo vestía sudadera gris con pantalón de mezclilla color negro estilo cholo.

Uno de los uniformados al revisar el BMW se percato que la victima se encontraba lesionada por arma de fuego, llamando de inmediato a los paramédicos y solicitando también el auxilio aéreo, una ves estabilizada solicitaron el traslado de la doctora Adriana a un nosocomio en la capital del país donde se espera se recupere de sus lesiones.

Las autoridades aun no han dado a conocer los nombres de los  secuestradores, esperando se en las próximas horas se de mas información sobre este hecho.