Alrededor de las 06:00 horas del sábado 3 de agosto un cuerpo envuelto y amarrado con cinta en un “diablito” de carga, fue encontrado en la colonia Del Pueblo, en el municipio de Tampico.

Se trataba de Nataly «N», una joven de 28 años, y madre de tres niños. Su cuerpo presentaba múltiples golpes, además signos de violación.

Después de las investigaciones, las autoridades señalaron a Marina «N», hermana de Nataly, como sospechosa la principal del crimen.

Fuentes extraoficiales apuntan que fue un crimen pasional, al disputarse el amor de un hombre, lo que la llevó a matar Nataly de forma violenta.

Nataly era la menor de cuatro hermanas, de quien dicen era una chica noble, linda y positiva.

Medio de la región reportan que, mediante engaños, Marina y Verónica, otra de las hermanas y su novio, drogaron y golpearon a Nataly con un marro para después acuchillarla con un arma blanca y abusar sexualmente de ella.

Las imágenes de la tortura fueron grabadas en video, el cual enviaron a varios integrantes de su familia vía Whatsapp.

Al día siguiente, las hermanas envolvieron el cuerpo en una cobija, lo metieron a una bolsa de plástico negra y lo dejaron frente a su casa, en la calle Volatín y Metienzo de la colonia Del Pueblo.

Según reporta Letra Roja, las autoridades detuvieron a los tres acusados de homicidio, pero a las pocas horas dejaron libres a Verónica y a su novio; Marina N es la única que fue vinculada al proceso por el delito de homicidio calificado y violación.

El juez de Control estableció además prisión preventiva por el tiempo que dure el proceso y seis meses de plazo para el cierre de la investigación complementaria.