Sale a la luz la cara de Joaquín El Chapo Guzmán como negociador el jueves en la sala de la corte de NY al escuchar los integrantes del jurado la grabación de una conversación telefónica entre el narco mexicano y un miembro de las FARC de Colombia cuando negociaban la compra de cocaína.

“Que mire primero la mercancía y luego le pago las dos toneladas”, se escucha a El Chapo decirle al guerrillero, refiriéndose a que quiere que un integrante del cartel de Sinaloa pruebe la cocaína antes de realizar el negocio. La grabación de la conversación en mayo de 2010 fue detallada por el entonces narcotraficante colombiano Jorge Milton Cifuentes, quien está testificando en el juicio contra Guzmán.

Cifuentes dijo que Guzmán no había quedado satisfecho con la calidad de la cocaína comprada dos años atrás, cuando se desmovilizaban las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y buscaba que esa vez fuera buena antes de pagar. Durante la conversación Guzmán propone pagar a la guerrilla dos toneladas de cocaína en efectivo, dejando como garantía varias propiedades en Colombia como prenda de otras cuatro toneladas. “Aquí hay seriedad. No hay mentiras”, se escucha decir a Guzmán.