La defensa de El Chapo Guzmán reiteró en una promoción judicial presentada al tribunal federal que lleva a cabo el proceso en su contra, que no existen las condiciones para que su cliente tenga un juicio justo.

La moción fue dirigida al juez Brian Cogan quien preside el caso, donde los abogados de El Chapo, piden a Cogan acepte dar más tiempo al procesado y defensa por la cantidad de datos contenidos en los expedientes judiciales en su contra, en el entendido que los mismos contienen al menos 14.000 páginas, de las cuales 3.500 son en inglés, mismas que deben ser traducidas para que Guzmán pueda leerlas, algo de lo que no tendrá tiempo y menos para preparar una defensa justa para el 5 de noviembre entrante, fecha en que arranca el juicio.

«Lo que el Gobierno no entiende, es que Guzmán tiene el derecho a revisar todos los documentos, algo que no puede hacer sin que los mismos estén traducidos, debido a que no lee inglés», advirtieron.

También han objetado que la Fiscalía supuestamente ha duplicado la lista de supuestas víctimas de una conspiración para asesinarles en las que habría participado Guzmán como líder del cartel de Sinaloa.

Guzmán, extraditado desde México, enfrenta once acusaciones -originalmente eran 17- por las que será juzgado a partir del 5 de noviembre, cuando comienza la selección del jurado para un proceso que puede extenderse tres o cuatro meses por su complejidad.