Ricardo Marín A.  

Se encontraban borrachos y persiguieron a disparos al conductor de una Hummer en la zona de la Resurrección. Se trata de un jefe de grupo y un ministerial, que ya se encuentran tras las rejas por varios delitos que se les imputan. Los señalan de disparar a la camioneta, golpear a sus ocupantes, entre ellos una niña y de robarle 5 mil pesos en efectivo a su padre.

Dos agentes ministeriales, entre ellos un jefe de grupo, se encuentran desde el día de hoy jueves 26 de julio de 2012,  en prisión señalados por cometer  diversos delitos, esto luego  que el pasado sábado por la noche, estando bajo el efecto de bebidas embriagantes, persiguieran a balazos a los ocupantes de una Hummer en la zona de La Resurrección.

Los ocupantes de la camioneta pidieron apoyo a los números de emergencia, y de esta forma acudieron policías municipales adheridos al sector uno y lograron la detención de los agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) Puebla, poniéndolos a disposición del agente del Ministerio Público, los delitos que los mantendrá encerrados en prisión son:  abuso de poder, lesiones y daño en propiedad ajena, robo y extorsión.

De forma extraoficial se sabe que los detenidos son: José Fabián Moreno Fernández de Lara, jefe de grupo en la PGJ, quien hace algunos meses había sido asegurado por elementos de la Policía Federal, quienes en un primer momento lo señalaban de conducir un tractocamión con reporte de robo, pero en aquella ocasión todo paró cuando los jefes de los federales y ministeriales dialogaron é informaron que todo fue un mal entendido, según ellos; el segundo detenido es Miguel Ángel Meléndez González.

La PGJ no ha informado del caso, pese a que los dos agentes detenidos ya fueron ingresados al penal de San Miguel – se sabe que los dos ministeriales, que estaban alcoholizados, al ver la Hummer, por alguna razón le cerraron el paso y le marcaron el alto.

Los ocupantes dijeron a los medios de comunicación que  al no ver identificación alguna por parte de los ebrios sujetos, pensaron se trataba de un asalto por lo que siguieron su marcha evadiendo a los servidores públicos pesar, en esos momentos los ministeriales comenzaron a perseguirlos y a dispararles, por lo que los ocupantes de la camioneta pidieron apoyo a los números de emergencia, mientras que el conductor fue hasta una gasolinería de la zona en donde esperaba tener alguna especie de resguardo.

Momentos después hasta ese lugar llegaron policías municipales, que ante el señalamiento por parte de los ocupantes de la Hummer en contra de los ministeriales, procedieron a detenerlos y hacer la remisión correspondiente.

Cabe señalar que los dos ministeriales, no se podían ni detener en pie de lo ebrios que estaban, según el informe y la versión de las victimas,  al solicitarles todas sus pertenecías en la agencia del ministerio publico, uno de ellos  llevaban 50 mil pesos en efectivo, 5 mil de los cuales, el conductor de la Hummer afirmaba se los habían robado a él.

Así mismo se les señaló de haber golpeado al conductor, a un joven que también viajaba a bordo, así como a una niña. La camioneta al menos presentaba un orificio causado por impacto de bala en la carrocería. Por lo que los dos ministeriales fueron remitidos ante la persona con  autoridad superior. Tras vencer el plazo constitucional fueron consignados ante el juez correspondiente e ingresados a San Miguel.