Ricardo Marín A.

Trabajadores de la impulsora hidroeléctrica ubicada en la antigua fabrica Covadonga la cual es conocida  hoy en día como Telas “El Asturcom” Encontraron  y denunciaron  de a las autoridades poblanas el hallazgo de un feto de aproximadamente seis meses  de gestación.

Los hechos se registraron justo atrás de las instalaciones de la mencionada fábrica, a eso de las 10:00 de la mañana de ayer  miércoles  25 de julio de 2012,  cuando empleados de la misma realizaban las labores de limpieza del canal de agua que se alimenta de un afluente del río Atoyac y que sirve para la generación de energía eléctrica.

Los trabajadores que lo encontraron dijeron a las autoridades que fue  al retirar parte de la basura que se acumuló en una de las compuertas, uno de los empleados avistó lo que pensó se trataba de una clase de animal, pero que al quitarle algunas ramas observó la figura de un cuerpecito humano y pensó que se trataba de un muñeco.

Pero al acercarse para ver exactamente que era lo que flotaba, se percató finalmente que se trataba del feto de un niño de aproximadamente seis  meses de gestación, que aún tenía el cordón umbilical. Por lo que procedió a sacarlo del canal y ponerlo sobre la base de la planta hasta la llegada de las autoridades competentes. Con base en el parte preliminar del agente del ministerio público, el feto tendría al menos unos cuatro o cinco días de haber muerto, y de que su cuerpo fue arrojado a las aguas de ese canal.

Hasta el momento se presume que éste fue abandonado en territorio tlaxcalteca, ya que el cuerpo presentaba diversas abrasiones en su brazo derecho y a la altura de las costillas del lado izquierdo, que suponen heridas provocadas por ramas y piedras a su paso por este canal hasta la planta de la fábrica.