Ricardo Marín


Una pareja de jóvenes, matrimonio reciente, vio con angustia como su bebe de siete meses perdía la vida luego de volcar su camioneta tipo Mountainner Mercury color vino en la que viajaban a alta velocidad sobre la vía atlixcayotl.

accidenteLa pesada unidad de lujo la cual portaba placas de circulación TVS-27-26 misma que era conducida por  el masculino con dirección a Puebla, perdió el control al entrar a la curva ubicada sobre el kilometro 20+400 de dicha arteria, dos giros laterales golpeando sobre la guarnición de concreto provocaron que la menor  que sentada en un porta bebe sobre el asiento trasero, saliera disparada varios metros sobre el pavimento sufriendo lesiones graves con hemorragias internas en su cuerpecito.
Los gritos de la madre quien dijo llamarse Olga de 23 años,  desgarradoramente abogaba que salvaran a su hija, todos los que  escuchaban en  el rededor  observaban como paramédicos trataban de revivir el corazón de la pequeña infante,  mientras ella era liberada por los bomberos ya que se encontraba con un brazo descarnado y prensada entre los fierros retorcidos de la unidad.

Fue su pareja quien no dio dato alguno el que le dio la noticia sobre el fallecimiento del angelito.

La pareja fue trasladad de emergencia al hospital Juan de Dios en Atlixco para su mejor atención.

Reflexión:


La falta de pericia y el exceso de velocidad que aplican los conductores en la actualidad a sus vehículos, se han vuelto una de las principales causas de muerte en el estado, el país y el mundo sobresaliendo en cantidad de estas  tragedias,   los países céntricos y  sur del continente americano.

Evaluaciones breves hechas  por este medio,  confirman que las muertes humanas por accidentes  automovilísticos han llegado a ocupar hasta el 30 por ciento de los decesos generales en los conteos que cada estado o país reporta anualmente.  Las enfermedades, suicidios, homicidios tragedias naturales  se han visto superadas en algunos años por la enorme  cantidad de accidentes donde miles de personas en nuestro país,  pierden la vida por negligencias imprudenciales a las que hacemos caso omiso cuando estamos frente a un volante y más bajo los influjos del alcohol.

En la actualidad el alcohol es el causante de cerca de 40%-45% de los choques de tránsito.

Varios cientos de miles por año, por medio de enfermedades, accidentes y violencia. El alcohol hace perder las normas de comportamiento (inhibiciones sociales) y hacer cosas que no son sensatas.

Algunas personas sienten que es un escape de las presiones de la vida, otros lo usan como un lubricante social para tratar de encajar (ya que le hace sentir más seguridad a uno mismo).