Facebook ha anunciado medidas para hacer que la publicidad política en la plataforma de redes sociales sea más transparente. 

Quienes compren publicidad política serán sometidos a una verificación de identidad y ubicación, y sus publicaciones llevarán una recuadro que dirá "pagado por".

La medida se da en medio de las acusaciones de que los grupos respaldados por Rusia utilizaron las redes para interferir en las elecciones estadounidenses.

Ejecutivos de Facebook y otros gigantes de internet declararan antes de una audiencia que tendrá verificativo en el Senado estadounidense  el próximo martes.

"Cuando se trata de promocionarse en Facebook, la gente debe saber quién es el anunciante y ver los anuncios que está publicando, especialmente anuncios publicitarios", dijo Rob Goldman, vicepresidente de anuncios de Facebook, en una publicación de blog.

Al hacer clic en la divulgación dirá "pagada por", entonces los usuarios podrán ver detalles sobre el anunciante, agregó.

Tentativamente,  las pruebas para las nuevas medidas comenzaran en Canadá, con el objetivo de tenerlas listas en los EE. UU. Antes de las elecciones de mitad de período, en noviembre de 2018.

Los gigantes de la tecnología están muy interesados en demostrar que pueden autorregularse después de que se descubrió que los grupos respaldados por Rusia estaban explotando sus plataformas publicitarias para incidir en el voto.

El martes, Twitter anunció medidas de transparencia similares, incluidas etiquetas para anuncios relacionados con las elecciones y más detalles sobre quién las financió.

También prohibió que dos de los principales medios de comunicación rusos, Russia Today (RT) y Sputnik, compren publicidad debido a los temores de que hayan interferido en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Rusia ha negado reiteradamente las afirmaciones de que interfirió en las elecciones, pero las acusaciones han provocado una investigación sobre posibles vínculos entre Rusia y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Él niega que haya alguna colusión.

Lamentable que esos gigantes de las redes no hayan volteado a las elecciones en México 2018.